Reseña: Montaraces. Las ruinas de Gorlan

ruinas de gorlanWill es un chico de 15 años, bajo para su edad, pero ágil y lleno de energía. Toda su vida ha querido ser guerrero para seguir los pasos de ese padre que nunca llegó a conocer. Cuando le rechazan como aprendiz en la Escuela de Combate del castillo Redmont, se hunde en la desesperación, y aún más todavía cuando le asignan como aprendiz del enigmático Halt para formar parte del Cuerpo de Montaraces. Los montaraces son un grupo misterioso. Entrenados para el uso del arco y las flechas, los movimientos silenciosos y el arte del camuflaje. La gente común y corriente teme a los montaraces y cree que son brujos, que su habilidad para moverse sin ser vistos tiene algo que ver con la magia negra. Will comparte ese temor supersticioso, pero mientras su entrenamiento progresa descubre que las cosas son distintas de como siempre pensó. Poco tiempo después ya se ha convertido en un maestro en el arte del arco y el camuflaje. Ahora ha de irse a la Congregación de los Montaraces para que le hagan unas pruebas para ser admitido en el Cuerpo de Montaraces.

En los últimos días de viaje hacia la Congregación, Will, conoce a Gilan, el antiguo aprendiz de Halt. Gilan es el único montaraz que puede usar espada debido a que desde muy pequeño ha sido un prodigio en el uso de está mortífera arma, a la vez que es un maestro del camuflaje, es capaz de atravesar un bosque lleno de gente sin ser visto.

Cuando llegan a la Congregación, Halt, Gilan y Will no tan un cierto aire de urgencia. Debido a eso Halt se interna en el centro de mando de los montaraces y des cubre que las dos bestias conocidas como kalkaras han sido liberadas en el reino. Los kalkara son bestias ancestrales parecidas a un gorila o un oso a dos patas. Esta bestia tiene largos brazos cubiertos con espinas y enormes garras en sus dedos. A la vez que tienen unas fortísimas piernas capaces de dar saltos impresionantes. Pero lo peor es su mirada, los kalkara son capaces de matarte con tan solo mirarte.

Poco después de saber esta noticia, Halt, Giloa y Will salen en busca de las dos bestias para acabar con ellas. Parten hacía las Ruinas de Gorlan, un lugar horripilante.

Allí las bestias les tienden una trampa, pero dos de los mejores caballeros del reino salen en su ayuda y llegan, afortunadamente, a tiempo. Y se origina una lucha encarnizada en la cual los cuatro hombres, excepto Will, salen muy mal heridos pero Will, con su impresionante puntería, les clava una flecha en llamas haciendo que ambas bestias mueran incendiadas.

Personalmente opino que es un buen libro por las siguientes razones:

1º Te enseña que no hace falta ser fuerte ni alto para ser un gran guerrero.

2º Te explica que hay más cualidades que la fuerza.

Aparte me gusta por la forma de narrar y la forma de explicar la forma de ser y los detalles de una persona. La historia siempre sigue un orden y se entiende con facilidad.

Yo le daría una muy buena puntuación: 9 sobre 10.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades, Recomendaciones y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s