Nuestro homenaje a García Márquez

Cien años de soledad

CIEN AÑOS DE SOLEDAD, Gabriel García Márquez

Si os digo que hay una novela en la que se cuentan:

  • La historia de una mujer ciega que ha desarrollado tales capacidades para desenvolverse en el día a día que nadie a su alrededor en muchos años – y llega a vivir más de 125 – consigue darse cuenta de que es ciega; incluso es ella la que encuentra objetos que otros miembros de su familia han extraviado y no consiguen encontrar.
  • O la historia de un pacífico pueblo cuyos habitantes – de un día para otro- empiezan a percatarse de que se han contagiado de la enfermedad del insomnio. No duermen. Nunca. Pero ese no es su gran problema; ya que tan poco tienen sensación de cansancio; el grave problema es que junto con el insomnio les llega la enfermedad del olvido. Van olvidando todo progresivamente. Absolutamente todo. Y no les queda otro remedio que urdir tretas para derrotar a esa enfermedad que, de lo contrario, acabará llevándolos a la extinción, e idean ir poniéndoles cartelitos a las cosas. Por ejemplo, a la vaca le habían puesto un cartel que decía: “Esta es la vaca, hay que ordeñarla todas las mañanas para que produzca leche y a la leche hay que hervirla para mezclarla con el café y hacer café con leche”. El mensaje parece entre ridículo y estrafalario, pero nos hace vislumbrar también la auténtica dimensión de la catástrofe que supondría verse condenados a la amnesia total.
  • O la historia de un hombre ya mayor que, después de haber dado muestras a lo largo de su vida de un gran sentido común, de haber demostrado tener un interés desmedido por aprender, de haber sacado adelante a su familia, acaba por trastornarse de tal modo que pasará los últimos años de su vida a la intemperie atado bajo un castaño porque su familia no encuentra manera de controlar su fuerza descomunal ni de entender “la endiablada jerga” con la que de repente empieza a pretender comunicarse.

Probablemente me diréis: ningún escritor sensato puede reunir en una novela tantas historias descabelladas y pretender ser tenido por un autor serio que logre cosechar éxitos entre los lectores.
Pues la mujer ciega es Úrsula Iguarán -la matriarca de los Buendía-, el pueblo insomne es Macondo y el hombre atado bajo el castaño es José Arcadio Buendía. La novela, claro está, es Cien años de soledad. Y desde hace más de 40 años, en que se publicó por primera vez, no ha parado de cosechar éxitos, dar lugar a múltiples estudios y tratados y entretener a millones de lectores. Aún puedo decir más, esos tres episodios que acabo de relatar son una ínfima parte del conjunto atropellado de historias extraordinarias y personajes extravagantes que deambulan por sus páginas.
Y aún así, con la magistral manera que su autor tuvo de ensartar los episodios y de dar forma a la materia narrativa, logró dotar de perfecta coherencia a la historia; de tal manera que en Cien años de soledad, a través de las peripecias de una familia, los Buendía, y del pueblo donde se establecen, Macondo, se forja una historia global y totalizadora, reflejo de toda una sociedad.
Cien años de soledad es, en palabras de Vargas Llosa, una obra tradicional y moderna, localista y universal, imaginaria y realista, una novela total.
A pesar del aparente tráfago de situaciones insólitas que nos presenta, los personajes nunca dejan de parecernos cercanos o, al menos, entrañables. Los lectores fácilmente nos vemos envueltos en la tela de araña tejida por el autor que logra hacernos sentir como normal y cotidiano lo que es extraordinario a la par que nos presenta como inusitado y estrafalario lo que, en realidad, es absolutamente cotidiano y normal.

¡Anímate a leerla, no te defraudará!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fechas relevantes, Recomendaciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s